6 de marzo de 2008

Igor Mitoraj


Es la mitología, que se asoma breve por la piel de las esculturas de Igor Mitoraj, uno de los artistas europeos más sólidos del panorama internacional contemporáneo.

El Paseo del Prado ha sido el lugar elegido para poder disfrutar de sus obras, esculturas en bronce de torsos mutilados, diminutas cabezas escondidas en el cuerpo, mortales alados que acaparan la mirada del espectador, que se ve sorprendido por cuerpos que toman la apariencia de piezas arqueológicas rescatadas del clasicismo greco-romano.

Calificado su estilo como transneoclásico y lejos del arte posmoderno, Mitoraj hace un llamamiento a la proporción y la naturalidad desde una perspectiva actual.

Sus esculturas se pueden tocar, requisito imprescindible para poder comprender y contemplar, por medio del tacto, la conexión entre lo bello y lo enigmático.

G.S.